miércoles, 2 de julio de 2014

Sonrisa


Guymas, Beirut

Movimientos cíclicos que pautan una rutina yerma y tediosa. Escenas en blanco y negro que contagian de una cómoda prudencia a la humanidad entera. Época de malos augurios y adulteradas esperanzas que terminan por hender promesas ajenas y sueños propios.

Resquicio de luz en el alma. Conciencia resurgida de unas cenizas colectivas. Rebrotar del espíritu. Reavivar la mente.

Vaporoso tul que se desvanece entrañas adentro. Dolor que muere sin matar. Batalla ganada a golpe de voluntad y sonrisa. Hoy es hoy y se olvida otra cosa. Hoy es hoy y la rutina no existe sin más tiempo que este. Hoy es hoy y sonrisa, sonrisa, sonrisa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario