domingo, 6 de julio de 2014

Count down


Only the real, Iamsu!

Tic tac toc. Toc tic tac. Hálito de pretéritos tiempos que no deja que las agujas avancen. Marcadores parados en instantes de sosegada realidad. Un ahora que nunca sucede, aferrado a una pausa permanente. Quietud de actos. Letargo de propósitos e intenciones. Tic tac toc. Toc tic tac. Y tiempo que no corre. Hora que no llega. La eternidad entera en un segundo. Not yet, not yet, not yet...

Miradas perdidas, ojos vidriosos, sueño contagioso, indeliberado bostezo. Abominable tiempo. Esperar a que el después pierda su categoría futura. Y nunca llega. Mirar con fijeza un móvil  que nunca vibra. Oscura pantalla que reniega de la luz más esperanzadora. Venga, vamos, ahora... Pero nada. Silencio. Tic tac toc. Toc tic tac. Detestable dilación que todo lo contamina de apatía y tedio. 

Venga, vamos, ahora... Pero nada. Silencio.





No hay comentarios:

Publicar un comentario