domingo, 11 de mayo de 2014

Metamorfosis en seis capítulos



Capítulo I.

Palpitante histeria que llena el vacío de un polvo radioactivo que todo lo quema. Desear que el fuego arda rápido, que incendie sin más dolor, elevando las cenizas a la categoría de héroes. Para que todo vuelva a estar en calma. Exánime calma.

Desolador presente que mutila sueños. Sajado el alcance de mi mirada puesta en mañana. Y parece que todo se acaba.

Capítulo II.

Y qué lento pasa el tiempo... Y qué rápido se amontonan recuerdos...

Capítulo III.

Hoy ya es ayer y se enturbian las escenas. El primer acto ha terminado y me pierdo en un espacio tan pequeño que la claustrofobia se confunde con el terror a abrir las ventanas y que tras ellas el cielo sea demasiado inmenso como para abarcarlo sola.

Capítulo IV.

Y parece que todo se acaba un poco menos.

Capítulo V.

Decisiones por tomar. Indescifrables acertijos que de repente cobran todo su sentido, colmando de una pericia cada uno de mis actos sin consecuencias. Colores que parecen esquivar un triste extravío y el rojo vuelve a ser rojo, el verde, verde y el violeta, violeta. Violeta y transmutación. Transmutación y violeta.

Capítulo VI.

Yo siendo yo y nada más. Yo en mí y todos contentos. Yo conmigo. Yo y yo. Yo contenta. Al fin. Yo contenta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario