jueves, 22 de agosto de 2013

Cigarrillos







Cigarrillos encendidos que iluminan la noche estrellada. Haciendo compañía a la propia soledad, trasformándola en un bicéfalo placer que con una cabeza piensa en mañana y con la otra en ayer. Cigarrillos encendidos que invocan viejos espíritus dormidos, mecidos en hamacas tejidas a golpe de costumbre. Ganas de novelar, de cerrar los ojos y sumergirse en un baño de pretéritas historias y taciturnos recuerdos. Cigarrillos encendidos que incendian el alma y apagan las prisas. Saciando una sed imperecedera y motivando copas de mundanos licores. Dejándose llevar por la suave y rítmica cadencia de la noche, se van encendiendo cigarrillos, que iluminan la noche estrellada, que hacen compañía a la propia soledad, que invocan viejos espíritus, que incendian el alma y apagan las prisas, que sacian una sed imperecedera y motivan copas de mundanos licores.



No hay comentarios:

Publicar un comentario