domingo, 26 de febrero de 2012

De lunar en lunar


Una habitación de ventanas blancas, cortinas que caen como olas acariciando el suelo, la cama supera los 2 x 2 y sus cojines te abrazan como pocas lo había hecho. El pasado se desvanece y el futuro no aparece, en tu mente sólo existe el presente. Saboreas el champán de ayer y recuerdos leves te vienen a la memoria, pero da igual. Nada importa. El cuerpo pide su rutinario café, esperas oler su aroma cerca de ti.
En lugar de un café dos brazos te abrazan y prefieres no preguntarte por qué.
Cierras los ojos y …
... Un perfume embriagador sacude tus sentidos.  Las sábanas están empapadas de cada gesto, cada acción que sin premeditación decidiste hacer. Todo se para, todo se detiene. La luz de la mañana refleja ese camino que recorriste aquella noche. De lunar en lunar, gozando de cada una de sus curvas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario