miércoles, 18 de enero de 2012

Polyester ecológico







Darle la razón a aquél viejo que siempre murmuraba estrofas de Quevedo y proverbios acerca del cielo, las mareas y el viento. Adagios y refranes de una España arcaica y decrépita que ha olvidado lo majestuoso del término Libertad. Subyugada a una democracia moderna, que tiraniza los valientes y exalta a quienes nos sablean con el más burlón de los descaros.

¿Dónde fue a parar la ética? Algunos dicen que salió en busca de la moral y nada se ha vuelto a saber de ellas... Se colgaron carteles de "Wanted" en los planes de estudio escolares de hará un par de legislaturas, y, de nuevo, algunos años más tarde, pero todo cuanto se logró fue localizarlas en algún punto entre el norte de Europa y Asia... Y ahí acabó la historia.


pianonecktie.wordpress.com

Recilar cada envase de yogur en tres contenedores distintos para luego gritar fascinado cómo un tal Peterhansel  gana una competición en pleno desierto montado en una máquina de corromper el mundo. No es hipocresía, sólo la resignación a la que se nos instiga cada vez que le echamos un vistazo al futuro.

-Aunque en realidad... sólo sea hipocresía-


Lo que más me gusta es pasear por unos grandes almacenes y comprarme una bonita camiseta firmada por Inditex en cuya etiqueta pueda leerse: Polyester ecológico. Perfecta para una tarde de cine o bolera en Enero y a 27º... 


...Sátira de un verano crónico al que someter nuestras almas, secas de tanto sudar en cintas de correr con TV integradas en bonitos gimnasios climatizados y acristalados, con pulidas vistas al parque.


En fin, querido cosmos, seguiremos hablando mañana.- si es que aun existo yo, o tu.-








1 comentario:

  1. Es curioso que escribieras todo esto el día anterior al cierre de MegaUpload.

    España siempre ha sido, y me temo que seguirá siendo, un país que se enorgullece de su picaresca, un país en el que es mejor quien menos hace y se degrada hasta límites grotescos al honrado que se esfuerza por conseguir sus objetivos.
    Les (nos) gusta robar, engañar y estafar desde sus (nuestros) cómodos sillones consiguiendo sin mover un dedo lo que a otros les lleva toda una vida de trabajo y, por si fuera poco, fardan(mos) de ello.

    En fin, que sí, seguiremos destrozando el mundo, hasta que la NASA nos lleve a Marte y una vez allí, el 5% de la población se esforzará aprender y mejorar mientras que el 95% verá el nuevo mundo (esta vez el de verdad)como otra oportunidad de enriquecerse a costa de los demás.

    ¿Y sabes qué? Destrozaremos otro ecosistema para nada.

    Y ahora sí, me voy a estudiar.
    Un beso.

    PD: siento toda esta cháchara pesimista, prometo que habitualmente no soy así, pero los exámenes me tienen alienada.

    ResponderEliminar