martes, 3 de enero de 2012

Hallelujah


Hallelujah, Andrea Motis

Miénteme, y dime que mañana es domingo; que fuera llueve, nieva o hace frío. Que la estufa de dos barras es un fuego a tierra al que tirar piñas. Dime que ya no puedes vivir sin mí, que el día cobra sentido cuando llega la hora de ovillarse bajo unas mantas andrajosas que huelen a suavizante y a Diciembre. Miénteme y dime que no hay prisa, que disponemos de todo el tiempo del mundo, que qué más dará lo que pase con el resto de la humanidad mientras quedemos nosotros. 

Inventa un idioma, irreal y mitológico, con el que cantarme, susurramre, recitarme y murmurarme a cada puesta de luna, un verso distinto. Miénteme, de nuevo, y dime que me has estado esperando todo este tiempo. Sin más dilación que el avance anhelante de las manecillas de tu reloj.

Finge melancolía cuando la cartografía, caprichosa e injusta, te mantenga lejos. Lágrimas de caramelo al verme. Cierra los ojos y disfrázame de bondad y ternura.

Miénteme, y dime que todo esto no es mentira...


No hay comentarios:

Publicar un comentario