martes, 31 de enero de 2012

Mañana






Sonidos de un piano medio muerto, que de tantos años sin tocarse ha perdido un poco su alma. Recuerdos de una playa lejana, donde la maleza y el lodo crecían sin dar pie a nada más. Tenerte cerca un jueves por la noche y escuchar otros pianos, desconcertante realidad que induce a olvidar el presente menos amable. Pero acabar volviendo siempre a la misma banqueta, al mismo extraño La, a tu sonrisa de medio lado entre sorbos de un frío verdejo. Voces sin terminar de definir, femeninos hombres que pueden hacerte llorar con sus elegantes relatos de crooners tristes y solitarios; y gorgoteos de cónderes alados que te elevan hasta donde Aretha quiera, sin más pretensión que el "ya" más inmediato.

Necesidades que se tornan vitales cuando la trascendencia de un segundo puede matar al más fuerte. Ver deshilacharse un futuro que parecía trenzado con inquebrantable firmeza. Pero no importa, porque me consta que el mañana está al caer y que para entonces ya estaremos juntos de nuevo.






domingo, 29 de enero de 2012

Flowers


47 Years of Marriage, still buys her flowers every Monday.

 

9GAG.com,
@alexkholic

 

miércoles, 25 de enero de 2012

Inside my love




Shhh .... Sólo cierra los ojos y disfruta.









Inside my love (for Minnie),
Dj Cam Quartet.




Canciones antes de irse a dormir.


. . .

domingo, 22 de enero de 2012

Los imbéciles


“(...) momento justo para meditar si somos justos con los demás, o por es contrario, problemas personales proyectan sus miserias y deforman la imagen de prójimo. Hay que tener cuidado pero no os sintáis culpables, los imbéciles son siempre imbéciles, proyectemos lo que proyectemos.”

Días de cine (La 2),
Antonio Gasset.


miércoles, 18 de enero de 2012

Polyester ecológico







Darle la razón a aquél viejo que siempre murmuraba estrofas de Quevedo y proverbios acerca del cielo, las mareas y el viento. Adagios y refranes de una España arcaica y decrépita que ha olvidado lo majestuoso del término Libertad. Subyugada a una democracia moderna, que tiraniza los valientes y exalta a quienes nos sablean con el más burlón de los descaros.

¿Dónde fue a parar la ética? Algunos dicen que salió en busca de la moral y nada se ha vuelto a saber de ellas... Se colgaron carteles de "Wanted" en los planes de estudio escolares de hará un par de legislaturas, y, de nuevo, algunos años más tarde, pero todo cuanto se logró fue localizarlas en algún punto entre el norte de Europa y Asia... Y ahí acabó la historia.


pianonecktie.wordpress.com

Recilar cada envase de yogur en tres contenedores distintos para luego gritar fascinado cómo un tal Peterhansel  gana una competición en pleno desierto montado en una máquina de corromper el mundo. No es hipocresía, sólo la resignación a la que se nos instiga cada vez que le echamos un vistazo al futuro.

-Aunque en realidad... sólo sea hipocresía-


Lo que más me gusta es pasear por unos grandes almacenes y comprarme una bonita camiseta firmada por Inditex en cuya etiqueta pueda leerse: Polyester ecológico. Perfecta para una tarde de cine o bolera en Enero y a 27º... 


...Sátira de un verano crónico al que someter nuestras almas, secas de tanto sudar en cintas de correr con TV integradas en bonitos gimnasios climatizados y acristalados, con pulidas vistas al parque.


En fin, querido cosmos, seguiremos hablando mañana.- si es que aun existo yo, o tu.-








domingo, 15 de enero de 2012

L'autre bout du monde...






No necesito mirar más allá de estos cinco minutos en tu cama, ni más que saber que los paseos en otoño son sólo un anticipo de los de invierno, y éstos, a su vez, de las tardes sin prisa callejeando por una ciudad primaveral y abarrotada de rincones por descubrir, de fotografías por tomar, de ti y de mí en terrazas entoldadas y creperías enmosaicadas en porcelana.

Conciertos sin músicos ni instrumentos, partituras en blanco, pentagramas por editar... pero qué bien suenan... 

Provocadores conservadurismos por los que combatir juntos, sin más contención que la que pueda darnos un banco a la sombra. Sosiego de pseudo-héroes. Remanso de quietud. Nuestro edén. 

Endosarme un sombrero sin complejos y arrebujarme bien entre incontables capas de ropa. Guantes cuarteados que no me dejan acariciarte con la misma dulzura con que lo hace mi mano desnuda. Pero no importa... la noche nos espera, paciente, a que paseemos nuestras almas por sus calles. Cimbrando con alegría la cintura al andar, ora cerca, ora lejos; ora cerca, ora lejos.

Embrasse moi... s'il te plaît...

Colémonos sin billete en algún tren hacia el sur. Dejemos las maletas bien cerradas en casa, bajo la cama y prepara un par de termos con chocolate, que yo ya pondré el Panettone... y la pretensión.






martes, 10 de enero de 2012

El más íntimo de los espacios






Mirar a través de una ventana demasiado sucia como par ser nueva, demasiado grande como para ser antigua. 

Descifrar entre una arquitectura gris y uniforme un código secreto en el que nadie ha reparado jamás. Edificaciones comunistas de dieciocho pisos de altura y patios hormigonados que parecen quererme decir que la vida es demasiado corta como para pasarla observando a través de una ventana demasiado sucia, demasiado grande.

Demasiados demasiados que confunden una biografía austera y frugal. Asceta, hasta la fecha, de un mundo estragado de tanta transgresión y culpa. Anacoreta, en el más íntimo de los espacios. 

Abre el grifo y siente caer un agua tibia sobre la espalda. Arrastrando todas aquellas cavilaciones que lejos de llegar a nada, sólo rebuscan entre los escombros de una memoria abandonada, vana introspección. Y, al salir, envuelta en una toalla blanca, dejar mi alma inerme ante todo. Y no sentir miedo.


Las edades y la muerte, Hans Baldung Grien
MUSEO DEL PRADO: Las edades y la muerte



martes, 3 de enero de 2012

Hallelujah


Hallelujah, Andrea Motis

Miénteme, y dime que mañana es domingo; que fuera llueve, nieva o hace frío. Que la estufa de dos barras es un fuego a tierra al que tirar piñas. Dime que ya no puedes vivir sin mí, que el día cobra sentido cuando llega la hora de ovillarse bajo unas mantas andrajosas que huelen a suavizante y a Diciembre. Miénteme y dime que no hay prisa, que disponemos de todo el tiempo del mundo, que qué más dará lo que pase con el resto de la humanidad mientras quedemos nosotros. 

Inventa un idioma, irreal y mitológico, con el que cantarme, susurramre, recitarme y murmurarme a cada puesta de luna, un verso distinto. Miénteme, de nuevo, y dime que me has estado esperando todo este tiempo. Sin más dilación que el avance anhelante de las manecillas de tu reloj.

Finge melancolía cuando la cartografía, caprichosa e injusta, te mantenga lejos. Lágrimas de caramelo al verme. Cierra los ojos y disfrázame de bondad y ternura.

Miénteme, y dime que todo esto no es mentira...


domingo, 1 de enero de 2012

Dance me to the end of love




The Civil Wars

Vertiginosa alfombra confecccionada a base de áticos y terrazas; grises retales de un urbano presente al que nada le debo. Azotea en penumbra. Cabeza inmóbil de un cuerpo de acero y hormigón. Aliada de mi tristeza. Refugio inexcrutable de una soledad disimulada a golpe de Martinis y citas informales. ¿Quién dijo educación...? Llámame mañana... 

Atosigar a golpe de tiernos ósculos en la mejilla a un dandy irlandés que prefiere su rapé clásico y amargo a mi media-sonrisa casquivana y coqueta. Soñar con vinilos violetas y copas ahumadas. Rozar con descaro tu pierna. 

                                                                                                                                   Tal vez... mañana.