miércoles, 14 de diciembre de 2011

Black Jack







Individualista. Eufemismo barato. Subjetiva y ambigua libertad. Egoísmo mal curado, en definitiva.
Codicioso presente que pinta de gris marengo las mañanas y apaga las luces de una Navidad venidera. Convencimiento de lo propio, voraz certeza que asusta, arrebatadora seguridad... por tu sonrisa quebrada. Ver desmoronarse un sólido cosmos que envolvía mi realidad. Caprichoso y voluble destino, el mío. Que juega una partida de Black Jack contra mi razón. Y siempre gana... ay... destino... is it hard to go on... ?


Tristes presentimientos de lo que ha de acontecer,   Goya




martes, 6 de diciembre de 2011

lunes, 5 de diciembre de 2011

Tiembla...






Tiembla... Fría vorágine. Invierno húmedo. Tormenta de hielo. Tiembla... Mañanas oscuras de escarcha en la ventana y cafés humeantes. Manta sobre manta sobre manta sobre amante. Tsshhh... duerme... Abrir el grifo de una ducha veneciana y dejar que el vapor amazónico descongestione tus hinchados ojos de ávido lector. 

Que los azulejos del baño lloren. Carita sonriente en el espejo. Toallas de rizo que dejan pelusa por donde pasan; crema hidratante que huele a ti y a mi y a paseos sin rumbo de sábado por la tarde. 

Entreabrir la puerta y escuchar una respiración acompasada. Prueba irrefutable de un silencio roto. Sinónimo de una tierna soledad para dos. 

El suelo frío y rebuscar un jersey de lana en el armario. Gargantilla de plata; perfume de cedro azul. Termo de té; Rimmel. Turbante de toalla y tumbarme a tu lado. Mirarte fijamente a través de tus párpados cerrados y colarme en tu sueño. Besarte sin tocarte, desplegar juntos las alas y salir por la ventana. Moléculas rutilantes que envuelven nuestras almas dormidas, que se mecen, ora norte, ora sur. Despacio, no vayas a despertar... 

Sobrevolar purpúreos océanos de la mano. Espesuras cetrinas que carecen de temporalidad. Nosotros somos el tiempo, y no queremos pasar. Para... Para... Aquí, mira que bonito es esto... Y dejemos que empiece un letargo compartido, silenciosa primavera. Eterna. Tuya. Mía. Nuestra.

Tiembla... Fría vorágine.