jueves, 25 de agosto de 2011

Five spot after dark

Una noche de verano sudorosa. Te encuentras medio desnuda mirando al techo intentando conciliar el sueño. Morfeo se encuentra ocupado y no te brinda con su presencia. Buscas con impaciencia ese pequeño rincón de tu cama aún sin arder. Desesperada decides coger un libro virgen de la estantería, todavía puedes oler en él los aromas de la librería. Sus primeras líneas son confusas, sin sentido, pero no importa, sigues leyendo. Según avanzas cobra forma por sí misma la historia. Un libro extraño, una narrativa distinta, peculiar. Entre páginas, capítulos, espacios, líneas y cursivas el autor cita una canción. Esa canción, Five spot after dark.

Despídete de Morfeo, esta noche sólo existís Curtis Fuller y tú.


1 comentario: