lunes, 2 de mayo de 2011

Prometo cantarte en italiano



No te pido nada. Nunca lo he hecho.

Fuera llueve, y lo hace sin parar desde hace años y los árboles ya no tienen hojas, y las casas son grises y los paraguas se han roto y andas, y te mojas. Ya ha dejado de importar. Tienes la piel arrugada y no es por la edad y no es por el sol.

He olvidado el color de tu piel por la mañana, el olor a horno encendido que daban tus tartas de frambuesa. Las únicas flores que veo son las del broche de plata y no hay nada más. Frío, y un largo invierno de dos años y después, más invierno, y más frío.

No te pido nada. Nunca lo he hecho. Pero llévame contigo a ver el mar, y prometo darte la mano y cantarte en italiano todos los días. Y todas las noches.



No hay comentarios:

Publicar un comentario