domingo, 13 de febrero de 2011

Suave e intenso...

               Un sencillo conjunto de lencería me viste, camino descalza por un piso vacío, un fino purito me deleita con su suave sabor a vainilla y mocha. La luz tardía deja entrever sobre mi mesa un cenicero y una taza de cristal a medias - un intenso carajillo de Baylis.

Una canción suena una y otra vez, hasta llegar a la saciedad:




Suave...e intenso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario