miércoles, 23 de febrero de 2011

Three beautiful women


Una imagen en blanco y negro hace soñar con películas italianas, con cigarrillos mal apagados, con olor a whisky y ponche. Una imagen en blanco y negro te separa de la realidad, te transporta lejos, a bailar sobre la superficie lisa de un vinilo. Pero de repente cierras el álbum y te das cuenta de que sólo son personas normales. Miras con incredulidad la cara de quien tienes delante, y tras unas arrugas marcadas y unas gafas bifocales ves que es la misma pose erguida, la misma sonrisa altanera, la misma seducción mediterránea. Han pasado muchos años, pero siguen siendo igual de mágicas. Comparten mi día a día, pero, definitivamente, son de otro tiempo...





... de otro mundo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario